Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Formación difusa’ Category

Que esperamos que sea  la escuela para nuestros hijos?:  http://www.cienciaterapia.org/ponentes-en-el-encuentro-nacional-para-la-transformacion-educativa/

¿Que esperamos de la escuela de nuestros hijos?s: ¡que contribuya a su felicidad!

Aprender es la actividad humana más característica, y por supuesto es un placer. Esto no ocurre en bastantes de nuestras escuelas (por cierto, tampoco en las de nuestra época, por lo que no es cierto que cualquier tiempo pasado fue mejor) y lo peor es que cuanto mayor es el niño, más aumenta el desagrado por ir a la escuela.

Creo que hace una o dos generaciones no se cuestionaba el desagrado del niño, a la escuela se va porque es obligatoria y basta! Pero en realidad, es una tragedia. Si se le quita a la persona el gusto, el placer de aprender serán menos felices y menos personas. Habrán malgastado su infancia, terrible.

¿Cuáles son las causas? En mi opinión el enfoque de que los niños se hagan “mujeres y hombres de provecho” ¿De provecho para quíen? El principal provecho debería ser el despliegue de las capacidades de cada niño, abriles el mundo a las mútiples oportunidades que existen y que cada uno pueda aprovechar para su desarrollo, de forma que salgan de la escuela con el convencimiento de que aprender es gozoso, que les sirve personalmente para su desarrollo y si es posible para encontrar aquella capacidad innata e individual con la que pueden además servir o incluso mejorar la sociedad en la que viven.

No se puede hacer un arquitecto de alguien que tiene una orientación espacial limitada pero sí se puede hacer que aprecie la belleza y la utilidad. No se puede hace un ingeniero de alguien que no tenga facilidad para las matemáticas, pero eso seguramente no le impedirá utilizarlas para un negocio, etc. Niños felices con capacidades desarrolladas cada uno a su medida y sí, con el máximo esfuerzo puesto en algo que merece su atención, ese es el objetivo. ¿Se necesita mucha más inversión? Quizá algo, pero no es lo más importante.

 

 

Read Full Post »

Captura de pantalla 2016-05-08 a las 0.50.28Hoy he visto de nuevo la película Hannah Harendt, por supuesto magnífica. Y pienso. Hay que comprender, compadecer y sentir, pero también hay que entender y pensar porque eso es lo que nos hace humanos y todos llevamos dentro la pulsión del bien y del mal. ¿Solo si dejamos de ser humanos, si dejamos de pensar podemos convertirnos en seres malignos? Pues al parecer depende de las circunstancias. Si nos ponen en un medio donde es más fácil hacer el mal y dejamos de pensar podemos llegar a la crueldad extrema, pero, de lo contrario ¿somos inofensivos? Yo creo que no. Si renunciamos a ser humanos y a esforzarnos como tales a procurar el bien, como mínimo seremos un gran peligro potencial en manos del mal que acecha en cualquier punto. Seremos capaces de ser cobardes, de ser egoístas, de denunciar o no defender a los inocentes, de realizar inmensas crueldades, de dejarnos llevar por el pensamiento colectivo más fuerte del momento.

Pero ¿puede el ser pensante decidir, disfrutar haciendo daño? Me temo que también. Los seres humanos llevamos el germen de la maldad y la bondad en nuestro ser, no sé si en diferente medida unos que otros, no sé si dependiente de la genética o de la forma en que vives tus primeras épocas de la vida. En realidad creo que ambos orígenes son ciertos, igual que unos somos más tristes o pesimistas o negativos que otros, igual que unos tienen más capacidad para la felicidad que otros. Pero en cualquier caso si no todos, la práctica totalidad vivimos nuestras vidas luchando contra hacer el mal y procurando hacer el bien o al menos no hacer daño. Eso siempre que no renunciemos a pensar.

Por eso creo en la responsabilidad personal, pero también en la colectiva porque no hay nada más contagioso que la emoción en uno u otro sentido. Y eso me lleva a otro tema (de forma seguramente muy precipitada) ¿es lícito utilizar las emociones para lograr tus objetivos? Por ejemplo en política. La invocación de las emociones lleva con facilidad al populismo, pero también es cierto que si no te emocionas, si no sientes pasión tampoco eres humano y desde luego no puedes pensar en ejercer la más mínima influencia. Lo difícil es compaginar en sus justos términos ( ¿y cuales son?!) las emociones con el pensamiento racional. Al parecer Heidegger opinaba que razonar y sentir pasión es lo mismo,  pensar como ser humano. Creo que lo entiendo, pero también me lleva a la misma premisa: vivir es someterse a la tensión continua de pensar si las emociones no están predominando sobre tu raciocinio, si la pasión no te nubla en exceso el entendimiento, si tus acciones dirigidas por tu pensamiento hacen bien o mal. Y si estas dispuesta a que te partan la cara por decir lo que piensas cuando vas en contra de la emoción colectiva.

No es fácil vivir pensando, no es fácil ser humana, pero es apasionante.

Read Full Post »

 

Francamente, en la actualidad no me puedo imaginar un aprendizaje sin redes sociales o digitales, porque en realidad cuando se utilizan para el aprendizaje no son sociales al uso habitual que se conoce, o sea no contienen datos personales que no estén relacionados con la actividad de aprendizaje en la que se pretende participar y por supuesto no necesitan datos familiares o de otras actividades personales. En definitiva tu no le cuentas a un profesor o a un alumno que tienes o no pareja, que hacen tus hijos o donde vives. ¡Puro sentido común! Por eso la regla más segura para mantener la privacidad (la escasa que conservamos) es simplemente actuar en las redes digitales como en la misma sociedad que nos rodea.Carlos Magro

 

Pero claro esa actitud solo ocurre cuando, desde el principio tienes claro para qué participas en el espacio digital. Si lo haces para participar de una actividad de conocimiento tienes que cuidar tu imagen digital, igual que cuidarías tu imagen profesional por mucho que parezca que no es así, porque la imagen dice mucho de ti y te puede prestigiar o todo lo contrario, cono la consiguiente repercusión en tu progreso personal. Por eso es importante considerar que tu imagen la definen los usuarios y si es así no es fácil entrar en un debate acalorado sin caer a veces en descalificaciones que no controversias legítimas. Si has sido tu, creo que es suficiente con reconocerlo y pedir excusas, pero si en tu debate entra un trol, es complicado mantener la calma. En mi opinión es preferible no bloquearlo sino en último extremo (que a veces llega) puesto que si lo haces ya no puedes saber lo que difunde sobre ti y al desconocerlo no puedes rebatirlo. Porque al que no coincide contigo es posible rebatirlo y acabar dándole la razón o convencerlo o continuar el avance en conocimientos en líneas paralelas pero cordiales por si en otra ocasión la colaboración es posible.

En cualquier caso siempre es importante valorar la asociación en las redes lo mismo que en la sociedad, puesto que los individuos que mejor “curen” la información que te interesa son mucho más valiosos. La elección puede estar dirigida cuando participas en un curso como el actual y si está bien hecha constituye una base muy valiosa para en un futuro seguir avanzando por tu cuenta en la línea (o líneas) de conocimiento que te interese .Pueblo

En cualquier caso el aprendizaje es una actividad social exponencialmente amplificada por la Red en cualquiera de sus aplicaciones (Educa Lab) y dada la característica humana de ser social y con capacidad de aprendizaje, no creo que las TICs vayan a ser una moda. Cambiarán y de hecho lo hacen a una velocidad a veces abrumadora, pero quedarse se quedan. Cambiarán nuestro cableado cerebral pero a eso ya estamos acostumbrados de anteriores revoluciones, solo que esta vez es mucho más rápido, de forma mucho más individual y difusa y puede que cambie no solo la sociedad sino la morfología de la misma. Es apasionante!Carlos Magro2

 

Nota: basado en Soporte de U4 en su totalidad, mas la propia experiencia.

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: