Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Igualdad’ Category

Se me ha armado un buen lío en el Facebook, porque he introducido la polémica publicada sobre el cuestionamiento de Woody Allen como depredador sexual, en el movimiento Metoo,. Es cierto que nunca ha sido condenado, pero no es menos cierta la misoginia de sus películas. Como alguno ya ha señalado, la misoginia no es un delito. No, no lo es, aún. Porque, es necesario ser caritativa e ir con prudencia, pero si alguien atenta contra la igualdad de hombres y mujeres hace mucho daño. Y si lo hace desde el arte penetra más profundamente, lo que hace su falta más grave. Y eso si que lo hace Woody Allen.

Tipos de masculinidad en la cultura popular contemporánea

El debate de cómo tienen que ser los hombres y las mujeres en la actualidad está claramente en auge. Surge en los medios de comunicación, las expresiones del arte, las redes sociales, las conversaciones….Muchas mujeres, se impacientan por la lentitud de los cambios, muchos hombres se encuentran desorientados, deprimidos, deslegitimados… Todo ello crea incertidumbre, malestar social, violencia, pero también la posibilidad y la esperanza de un gran cambio a una sociedad más pacifica, más dialogante, mas feliz. En España, el cambio para las mujeres (nuestra irrupción en la escena pública, nuestra libertad sexual) ha sido más rápida que en el resto de Europa, lo cual en cierto modo ha creado aún más esperanza en algunas personas y más resistencia a los cambios en otras, hombres y mujeres. Las opiniones se radicalizan, se dogmatizan, se enfrentan….Pero aún así, creo que  la atracción por el cambio, predomina e ilusiona a mucha gente.

Los estudios feministas han contribuido mucho  al análisis de las masculinidades. En realidad, aunque la situación social de las mujeres ha avanzado mucho con nuestra irrupción en el ámbito público, la consideración devaluada de lo femenino, “las otras” no ha cambiado, por lo que el estereotipo viril sigue vigente como la norma (aparentemente neutral) y obliga a los hombres a seguir demostrando su condición de machos reproductores, proveedores y detentadores de la violencia. Esta jerarquia de valores,  obliga también a las mujeres a adoptar esos roles, si quieren triunfar y a los hombres a continuar constreñidos a su modelo viril, como valor universal, impidiendo la deconstrucción de esa masculinidad del poder, como sí hemos hecho muchas mujeres deconstruyendo nuestra identidad femenina, aprehendida y elaborada históricamente como la diferencia. Las nuevas normas sociales más igualitarias requieren un nuevo proceso de construcción de la masculinidad, con nuevos símbolos y valores aún no bien definidos porque el estereotipo anterior de virilidad como reproductor sexual, proveedor social, agresivo y violento se resiste a desaparecer. Por lo tanto el sistema patriarcal sigue vigente con argumentos de esencialismo biologicista, religiosos y estéticos (basados en el romanticismo). Se necesita un discurso feminista que impregne la sociedad contra la desigualdad. Y una deconstrucción de la masculinidad hegemónica, que permita un nuevo modelo de hombres por la Igualdad. La presencia de mujeres en política u otros ámbitos de poder no es seguro que signifiquen un avance.

Las dificultades se visualizan en la historia reciente occidental, comprobando que tras la segunda guerra mundial se objetiva en EEUU, la crisis de masculinidad. Los estereotipos de la masculinidad hegemónica se orientan hacia otro hombre con mayor capacidad emocional para afrontar los cambios y a la vez surge un “malestar” por parte de todos aquellos que no son capaces de adaptarse, dando lugar a la crisis de la masculinidad, muy tomada en cuenta desde los 80 (Carrigan, Connell & Lee, 1985; Connell, 1995; Kimmel, 1996). Mediante el  sistema sexo/género de las teorías feministas, según el cual los hombres son  principalmente todo lo que no sea mujer,  lo cual requiere una demostración dado que no es un objeto coherente, los foros de debate se centran en los conceptos de lo femenino y lo masculino, basándose en 100 años de estudios multidisciplinarios (sociología, antropología, literatura, cultura y género) (Ward 1883; Mead 1935). La fase neoliberal capitalista de finales del s. XX, que pasa de hombres productores de bienes a la globalización del mercado con las corporaciones multinacionales, el surgimiento de nuevas identidades minoritarias subversivas del orden establecido (identidades sexuales, etnias, clases sociales, etc.) desorienta a los hombres, que no consiguen identificarse con nuevos modelos. No por eso la masculinidad pierde su status de privilegio, es que pierde el sentido de ser, porque lo cataloga como un bien de consumo (Jameson, 1991). De esa crisis surgen movimientos como el Mitopoético que reclama la vuelta al hombre primitivo en contacto con la naturaleza, la recuperación del poder masculino violento, mediante “hermandades de autoayuda” de ideología muy reaccionaria. La masculinidad hegemónica, aún intacta en la actualidad y que impide el surgimiento de nuevas masculinidades (aunque solo sea la flexibilización o suavización de algunos aspectos) es un producto de la cultura patriarcal que se basa en dos paradigmas: la heterosexualidad y la masculinidad hegemónica que organiza la sociedad en un sistema dicotómico (hombre/mujer; público/privado; dominador/dominada) y es un arma poderosa para la construcción de identidades individuales y sociales. La crisis de masculinidad por pérdida de hegemonía, que los hombres no saben gestionar, les hace caer en la violencia, la droga, el alcohol, el riesgo cada vez mayor (accidentes de trafico, de deportes y conductas de riesgo en general)  y determina, en parte importante,  la mayor mortalidad de hombres sobre mujeres. La epidemia de droga en EEUU y Canadá evidencia una crisis de masculinidad y lo mismo puede decirse en todos los países incluido en España, http://m.eldiario.es/279cc0bf_664584383. La heterosexualidad, cuestionada desde la aparición del sujeto homosexual a finales del s. XIX, recluido en guetos para autoprotegerse, representa igualmente una amenaza para lo que es ser hombre en el mundo actual. Las dificultades de los hombres para el cambio, una vez estudiadas se hacen evidentes. La hegemonía masculina se forma porque el varón “se hace” al romper el vínculo con la madre (Freud) inhibiendo en vez de expresando, cualidades humanas concretas (las emociones), especialmente el miedo. En su defensa, recurre a símbolos y rituales que legitimen su poder sobre las mujeres y sobre otros en pugna vital permanente. Una posición siempre competitiva, represora y frustrante (Pedro Palao y Olga Roig ,2004, la titularon “Del macho ibérico al metrosexual), pero que organiza la sociedad.

Según Burin y Meler, 2000, existen cuatro matrices de masculinidad:

1.- La autosuficiencia prestigiosa, ejemplo: “Soy el dueño de mi destino, soy el capitán de mi alma”, Nelson Mandela.

2.- La belicosidad heroica, sustentada por numerosos héroes tanto del deporte como de la literatura o el cine.

3.- El respeto a la jerarquía, contradictoria: según Freud, el poder del padre, que a su vez tiene que someterse a jerarquías superiores. Un ejemplo, fue la actitud del general  Gutiérrez Mellado en el 23F, que simplemente no podía comprender como se subvertía ese respeto a la autoridad. Autoridad que muchas veces se sustenta  en rituales de iniciación, repetitivos, con frecuencia violentos y humillantes de los que hay que salir airoso.

4.- La superioridad sobre las mujeres, la obligación de no aproximarse a ningún rasgo femenino contaminante, impuro. Esa superioridad les permite ser  controladores de la sexualidad femenina, constituyendo la sexualidad heteronormativa. En el trabajo de Luis Bonino, se señalan dos creencias existenciales de los hombres: la posesión de una identidad privilegiada y la de una esencia masculina que precisa demostrarse, lo cual constituye una paradoja y se evidencia en los rituales de hooligans, en el futbol, en proyectos de vida de los hombres mas ambiciosos que los de las mujeres, y muchas otras cuestiones. Todo ello dificulta el surgimiento de otras identidades puesto que la hegemónica necesita legitimarse permanentemente, reivindicando capacidades como la autoconfianza, la iniciativa, la habilidad para resolución de problemas,  la competencia, el afrontamiento de riesgos, la habilidad para permanecer impasible, o el sacrificio personal en tiempo de guerra, en contraposición a otras habilidades, como la capacidad del dialogo para la paz, la tolerancia, la empatía, la capacidad de admitir un error y rectificar, que son cualidades atribuidas a las mujeres. Sin este reparto de cualidades, roles o estereotipos, que no son sino atributos de los seres humanos, los hombres se preguntan ¿quiénes somos? ¿en qué nos diferenciamos de las mujeres? ¿Se ha caricaturizado la identidad masculina? (Bonino, 2000). La despersonalización, el sufrimiento de los hombres genera riesgos para la salud y la vida de toda la población, y, además, esos miedos no pueden expresarse.  Este imaginario colectivo de virilidad, limita la capacidad de amar, del reconocimiento del otro y de ser capaz para adoptar otro tipo de identidad más igualitario.

Sin embargo los valores democráticos que valoran más la inteligencia que la fuerza, están haciendo surgir movimientos de nuevas masculinidades como “hombres por la igualdad” que no necesiten definirse en función del dominio sobre otras personas. Una prueba importante en la jurisdicción internacional es palpable en la resolución de Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas “El papel de los hombres y niños en el logro de la igualdad de género” que fue presentado a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en marzo de 2004. Los conceptos de la teoría feminista Sexo/Género han sido extraordinariamente eficaces para resaltar que los roles, atributos y comportamientos de mujeres y hombres, el género, es variable, heterogéneo y diverso, porque dependen de factores eminentemente culturales. El sexo, como el cuerpo (Butler, 2001), si bien hace referencia a las diferencias fisiológicas de hombres y mujeres, es, del mismo modo que el género, una construcción cultural, y por lo tanto, socialmente elaborada otorgándosele en cada cultura distintos rasgos y características (Téllez, 2011).

Ya hemos dicho antes que es muy actual el debate de lo que significa ser hombre, su estética, su paternidad, su relación con mujeres. Los hombres se hacen conscientes de la valía del mundo de las  emociones y esto se refleja en los medios, la psiquiatría, los adolescentes. Pero el concepto de ser hombre es universal, aunque sin historia, sin discurso. Nunca se había dudado de lo que es ser hombre (también invisibilidad de ellos), puesto que los estudios del genero se referían a mujeres. Desde los 80, con la irrupción de las mujeres en la vida pública, surgen los estudios de masculinidades comprobándose que los códigos masculinos están obsoletos y ellos están desconcertados, algo que podría explicar  porque aumenta la violencia de género. Pero se necesita autocrítica y dialogo con las mujeres, con las minorías raciales, con los homosexuales…Hay que deconstruir y aportar desde la sociología, psicología, antropología, biología, el arte del cine y la literatura, los estudios de raza y de sexualidad. La universalidad del problema se evidencia en numerosos estudios: Michael Kimmel, sociólogo estudia los orígenes y evolución de masculinidades así como  David Gilmore, antropólogo, Krin Gabbard, Prof. de estudios  fílmicos y literarios y  David Leverenz. Todos ellos estudian la representación de las masculinidades en la literatura de EEUU, (Irving, Thoreau, Withman: homoerotismo y Hawthorne o Melville: individualismo). Carolyn Dinshaw profundiza en las  “Perspectivas Queer”. David L. Eng, queer, analiza las masculinidades según raza y  Linda Jones realiza estudios sobre códigos árabes preislámicos en el contexto de la España árabe medieval y la redefinición de masculinidad en Iraq, Irán, Palestina, Egipto, Afganistán, resultado de la colonización. Patricia Adair en “Biología y genero” valora la  interacción del ambiente y la sociedad en la genética, las múltiples formas de ser hombre o mujer. La psicóloga Lynne Segal  subraya  la preocupación de las feministas por la proliferación de estudios de masculinidades, pero  el postestructuralismo y las teorías queer prosiguen con el tema cuestionando las posiciones binarias tradicionales y las razones de la persistencia del falocentrismo.

El recorrido histórico (Leonor Acosta Bustamante) de el problema de las masculinidades en los últimos 30 años están recogidos en estudios sociológicos, psicológicos y antropológicos. Desde que en los 70, las feministas acuñaron el término constructivista de género, (que por tanto puede deconstruirse (Gender and Power, Robert W Connell, 1987), empieza a abordarse  el problema y de ahí arranca la comprensión de la crisis de identidad masculina enfrentada a la irrupción de las mujeres en el ámbito social público. La masculinidad es una conducta codificada por la sociedad, pero no esencial al cuerpo masculino. ¿Cómo se estructura? “La masculinidad a debate” de  Josep M. Armengol y Angels Carabí (2008) es un  compendio de los estudios “Constructing New Masculinities” 2003-6. A lo largo del libro se describe cronológicamente el desarrollo del debate, desde la deconstrucción de la esencia masculina con las aportaciones de sociólogos, psicólogos y antropólogos. El estudio del problema comienza a finales del s. XIX, en respuesta al movimiento sufragista y la desestabilización social, cultural y política que sufren los hombres por esta. Lester Frank Ward, EEUU (1843-1913), sociólogo combate las ideas deterministas biológicas emanadas por el Darwinismo social, que genera teorías androcéntricas. No desautoriza a Darwin sino que lo utiliza al contrario, para rechazar el inmovilismo de la diferencia de sexos biológica, considerando  que la condición humana puede dirigir la evolución para la mejora social y demostrando que la “androcracia” es un constructo social para dominar a las mujeres. Toda la primera mitad del s. XX constituye una lucha contra el determinismo: Mathilde Vaerting, feminista socióloga alemana: “The dominant sex. A study in the sociology  of Sex differentiation” (1921) y Margaret Mead, 1901-78, EEUU, antropóloga. En los 50 ocurre un retroceso porque se argumenta que el rol social, si bien es construido, lo es para beneficio social, libremente asumido por la/os dominada/os según Talcott Parsons (1902-79). La familia nuclear es la unidad funcional para el colonialismo y el “American Way ol Life” se difunde mediante la globalización (cultural y política) y hace surgir de rebote, la segunda ola feminista. Le siguen multitud de estudios como el de Connell que habla de  la masculinidad hegemónica (construida) que genera estándares impuestos para mantener las relaciones de poder y funciona como eje jerárquico, de la subordinación de los homosexuales y de las teorías queer. En contraposición surge el movimiento mitopoético de los años 90. “Iron John. A Book About Men” de Robert Bly (1990) que es una elegía a la masculinidad prepatriarcal, feudal,  perdida por los avances feministas. Utiliza figuras literarias para conformar técnicas de autoayuda para hombres incómodos socialmente, proponiendo la vuelta a el “hombre primitivo”, de las tres P: proveedor, protector, procreador. Se genera un activismo de terapias de grupo para recuperar la virilidad perdida, un movimiento asociativo y publicaciones que componen los “Men Studies”. En 1999 se estrena la película Fight Club, dirigida por el afamado David Fincher y basada en la novela de Chuck Palahniuk (1996).  La película encarna  el sueño del guerrero – Brad Pitt -, resistente al dolor y muy agresivo en el combate y que se apoya por tanto en el romanticismo/fascismo (que toma como base el Manifiesto de Marinetti, (Le Figaró,1909.) Es bastante sugerente, que sean estos antecedentes, estos modelos, los causantes  del surgimiento de los nacionalismos y fascismos que emergen actualmente en Europa.

Posteriormente surge la controversia con el feminismo de izquierdas y Michael Kimmel intenta un acercamiento de posturas difícil por confrontar  la autoafirmación individualista (Jung) y los movimientos de liberación de minorías identitarias (gays, negros), decididos al cambio social. El encuentro entre estudios de masculinidades y estudios culturales se produce en el s. XXI. Desde los 90 la masculinidad hegemónica de Connell, se expande a otras disciplinas y lugares geográficos: “Hegemonic Masculinity: Rethinking the Concept con James W. Messerschidt” en el que se objetivan aplicaciones a la educación, la sanidad, la criminología, la organización de recursos humanos, los medios de comunicación y los estudios sobre no violencia y mediación; los productos culturales se conforman como instrumentos ideológicos que provocan las diferencias entre personas; son creadores de códigos que negocian las estructuras ideológicas patriarcales y crean identidades que modulan las conductas humanas. En España nacen en los departamentos de Filología Inglesa universitarios, analizando toda la producción cultural: cine, literatura, arte, publicidad, literatura y medios de comunicación, con Angels Carabí, Barcelona, productora de abundante documentación sobre el estudio de masculinidades, que se extienden a la historia y la filosofía. La multidisciplinariedad, característica de los estudios feministas,  ha dado lugar a un volumen en la revista Prisma social, “Narraciones de masculinidades”, 2014, un escenario abierto para la discusión en red y para aunar sinergias positivas en los asuntos de género entre activistas, universidades y unidades de investigación, destacando la producción Latinoamericana, para abolir la desigualdad. La masculinidad en el cine refleja masculinidades tradicionales hasta los 80-90 en que se sexualiza, aparece el homosexual, las emociones, los espacios masculinos, …

En España la controversia sobre las masculinidades aparecen en el cine a partir del 2002 con ejemplos como Los lunes al sol: la impotencia de no ser proveedor de la familia, pérdida de la hegemonía masculina, las relaciones entre hombres, Una pistola en cada mano: los secretos de los matrimonios y como son los hombres y como los ven sus mujeres y Vivir es fácil con los ojos cerrados: la opresión del modelo social franquista en ambiente militar, la enseñanza alternativa, los modelos de opresión del profesorado, y arquetipos estigmatizados de la época como la soltera embarazada o el adolescente rebelde.

Otros aspectos culturales que consideran las masculinidades son Cultural Performances, de María Celeste Bianciotti. Las performances son una herramienta eficaz para deconstruir la normalización de las identidades femeninas, masculinas y en general culturales. Porque, un ritual cultural no es inamovible, puede cambiarse, puede combatirse, puede estudiarse su origen y se puede luchar contra la norma que lo configura. También son de utilidad para la investigación de cómo un ritual proviene de un mito que configura el objetivo de una norma. Una actividad performada es un ritual establecido por la norma cultural que es esperada, repetida; constituye un ritual propio de una identidad que a su vez la construye al repetirla.  Pero dado que se basa en una norma cultural y no esencial, puede cambiarse, criticarse incluso subvertirse. Por eso la cultura ha encontrado una forma práctica de denunciar estos rituales que configuran las identidades, realizando performances que ponen en evidencia y subvierten las normas culturales impuestas. Otra propuesta activista, la conforma el Proyecto de Timothy Garton Ash: es  importante  el lenguaje en la construcción de identidades preformadas por la cultura, y lo es especialmente con las nuevas tecnologías nos acercan a billones de personas. Su proyecto trata de mantener la libre expresión, pero regulándola para que se adecue a las opiniones universales. Para ello se ha hecho un gran estudio en 13 lenguas con religiosos, sociólogos, filósofos, activistas y periodistas del mundo que se coordina desde Oxford y allí han condensado los resultados obtenidos en 10 puntos, sujetos a debate de expertos, ciudadanos e internautas del mundo, de forma que alguna vez se pueda llegar a un acuerdo que proteja  a la comunidad de crimen, acosos y riesgos que supone la comunicación a nivel mundial. Todos los principios se refieren a cada uno de nosotros/as y están sustentados por estudios y debates abiertos a la contribución, incluso de traducción o interpretación. Creo que es un proyecto magnífico, inmensamente ambicioso,  para crear una ciudadanía global en el medio en el más nos expresamos en la actualidad, las nuevas tecnologías, mediante un lenguaje inclusivo. Y son ejemplos como este, individuales (otro es todo el trabajo de Miguel Lorente), otros provenientes de la marginalidad como los movimientos queer, las lesbianas, el movimiento LGTB,  la post-pornografia, el arte performativo y otros y las actividades y teorías provenientes de otras partes del mundo, las que tienen, en mi opinión, más capacidad para cambiar la masculinidad hegemónica del mundo occidental de patriarcado, de forma, que podamos avanzar a un mundo más igualitario, menos represivo de la sexualidad humana, menos agresivo y más libre.

Con el movimiento Metoo, el activismo femenino ha vuelto. Por cierto con la característica controversia entre EEUU y Europa – solo falta el resto del mundo –  y creo que de nuevo estamos en marcha. Con un mundo regido por machos alfa como Trump, Putin y demás, no es mala noticia!

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Que esperamos que sea  la escuela para nuestros hijos?:  http://www.cienciaterapia.org/ponentes-en-el-encuentro-nacional-para-la-transformacion-educativa/

¿Que esperamos de la escuela de nuestros hijos?s: ¡que contribuya a su felicidad!

Aprender es la actividad humana más característica, y por supuesto es un placer. Esto no ocurre en bastantes de nuestras escuelas (por cierto, tampoco en las de nuestra época, por lo que no es cierto que cualquier tiempo pasado fue mejor) y lo peor es que cuanto mayor es el niño, más aumenta el desagrado por ir a la escuela.

Creo que hace una o dos generaciones no se cuestionaba el desagrado del niño, a la escuela se va porque es obligatoria y basta! Pero en realidad, es una tragedia. Si se le quita a la persona el gusto, el placer de aprender serán menos felices y menos personas. Habrán malgastado su infancia, terrible.

¿Cuáles son las causas? En mi opinión el enfoque de que los niños se hagan “mujeres y hombres de provecho” ¿De provecho para quíen? El principal provecho debería ser el despliegue de las capacidades de cada niño, habrirles el mundo a las mútiples oportunidades que existen y que cada uno pueda aprovechar para su desarrollo, de forma que salgan de la escuela con el convencimiento de que aprender es gozoso, que les sirve personalmente para su desarrollo y si es posible para encontrar aquella capacidad innata e individual con la que pueden además servir o incluso mejorar la sociedad en la que viven.

No se puede hacer un arquitecto de alguien que tiene una orientación espacial limitada pero sí se puede hacer que aprecie la belleza y la utilidad. No se puede hace un ingeniero de alguien que no tenga facilidad para las matemáticas, pero eso seguramente no le impedirá utilizarlas para un negocio, etc. Niños felices con capacidades desarrolladas cada uno a su medida y sí, con el máximo esfuerzo puesto en algo que merece su atención, ese es el objetivo. ¿Se necesita mucha más inversión? Quizá algo, pero no es lo más importante.

 

 

Read Full Post »

Read Full Post »

Bebés en brazos2Tengo la suerte de que mi trabajo consiste en ver todas las mañanas entre 10 y 20 bebés con sus padres. Hay pocas cosas mas emocionantes que contribuir a que una familia feliz se sienta segura de como cuidar a su hijo, compartir con ellos las dudas, las esperanzas y las ilusiones. Pero a veces las miradas ausentes, distantes te indican que ese bebé no es bienvenido y tampoco hay nada tan triste. Por mucho que los padres se fuercen y esfuercen en comportarse como padres amantes, se nota. Nunca sé lo que hacer, porque las atribuciones de un médico no llegan tan lejos, pero el temor de que el bebé no sea querido es aterrador. Y no lo será a pesar de que su madre quiera quererlo y se desespere por ello. Será muy amargo, lo he visto y está publicado: los bebés no deseados tienen una alta probabilidad de maltrato, de hecho o por omisión.

Que decir cuando simplemente tener un bebé supone no saber como salir adelante, en chavalillas como niñas, en mujeres con una caterva de hijos, en matrimonios en paro quienes, solo los dos días del hospital, van a comer caliente. No hay servicios para proteger a esos niños y a esos padres y sabes que no está en tu poder asegurar la salud de ese bebé. Que va ha llevar una vida terrible.

GallardonY esto ocurre, ciertamente en una crisis terrible, con una pobreza infantil en aumento, pero sobre todo cuando las personas están perdiendo derechos hasta el punto en ir quedando reducidas a mera fuerza de trabajo, burros de carga. En ese mundo hostil, las mujeres perdemos cada vez más y nuestros niños con nosotras. Y es en ese mundo en el que Gallardón va a prohibir a las mujeres que decidan si quieren o no quieren parir. Obligará a las mujeres pobres a volver a correr riesgos de muerte o a prostituirse para pagarse un aborto que sus hijas y las de su casta, lo tienen pagado, con turismo de ocio incluido. Es asqueroso. Todo ello con la corrupción del lenguaje más degradante que pretende proteger a las mujeres y a los nonatos, obligándoles a morir, o a vivir muriendo, en aras de un fanatismo religioso que quiere imponer a creyentes e impíos por igual para ganarse el cielo el. El cielo en la tierra claro, en el otro no cree.

Si tuviera alguna racionalidad al menos! Pero no sabe nada. Yo recuerdo los primeros tiempos de la primera ley de Interrupción del embarazo, cuando se constituyeron los comités que debían juzgar a quien sí y a quien no, y lo recuerdo porque yo presidí el primero de mi hospital. Tuve que aguantar que me llamaran abortista a gritos por los pasillos del hospital, pero sobre todo siempre me acordaré de Dolores y su hija Carmen. Dolores no tenía 40 años y era prostituta, tenía 6 hijos en su mayoría drogadictos y una hija de 14 años, Carmen embarazada y tuberculosa. Quería el aborto para su hija, pero el comité dictaminó que no había razones suficientes y esa niña parió, a otra niña. Yo tuve que escuchar las maldiciones de la madre cuando le dije que no tenía derecho al aborto, su hija  Carmen, no dijo nada. Me niego a volver otra vez a esa crueldad.maltrato

Todo lo emocionante que es un parto respetado, esperado, feliz, contrasta con la lobreguéz de un aborto clandestino. ¿Se cree el varón prepotente que a las mujeres nos gusta abortar? ¿Puede imaginarse la desesperación de un embarazo no deseado que te condiciona la vida para siempre? No, ni le importa. El es Dios, el dios español de la inquisición, el que  manda sufrir.

No podemos dejarnos atropellar de una forma tan bestia. Nuestros hijos nacidos o no, no se merecen un mundo tan feo, como el que este Sr. nos prepara. Soy neonatóloga, mi obligación es intentar que a los RN les espere una vida feliz. Con energúmenos como el ministro Gallardón, todos los días veré el drama de una vida que no es deseada, una forma particular de tortura, en demasiadas ocasiones.

Bashir, Fundación Alter Forum

Bashir, Fundación Alter Forum

Read Full Post »

“Entre julio de 2012 y 2013 los sueldos de los empleados de base han caído un 0,47% y los de los mandos intermedios lo han hecho el 3,18%. Únicamente han elevado su retribución los mandos directivos que, en concreto, lo han hecho cerca de un 7%.

Si tenemos en cuenta la evolución del poder adquisitivo de los españoles durante la crisis, los resultados son parecidos. Mientras que entre 2007 y 2013 la inflación acumulada es del 13,50%, las remuneraciones de los empleados han crecido un 8,78%, las de los mandos intermedios un 4,94% y las de los directivos un 16,92%; son el único colectivo que ha ganado poder adquisitivo, “y lo ha hecho sobre todo en los últimos dos años”, según Ernesto Poveda, presidente de ICSA.

Sin embargo, “los mandos intermedios son el colectivo más débil desde el punto de vista estratégico. Son los más susceptibles a las presiones de la dirección para la rebaja salarial, los que la admiten pensando en que cuando la situación económica cambie, tendrán más recorrido profesional”, indica Poveda.” El País, 17Nov.2013.

Y las preguntas:

¿Porqué la deflación puede perjudicar a un trabajador? Si los precios bajan, es más fácil que sobreviva. Ya, las empresas ganarán menos, ¿y? Se irán a otro país a invertir y aumentará el paro. ¿No quedaron todas las instituciones nacionales y del mundo mundial en que en España hemos tocado fondo? Uigggg!!

¿A menos sueldos más competitividad? Ya, igual que si disminuyen los márgenes de beneficios,¿no? Pero eso aún no ha empezado en las grandes empresas.

¿Hay que importar el modelo chino de relaciones laborales, o merece la pena esforzarse en exportar el modelo europeo? A los trabajadores lo segundo, a los empresarios lo primero y dado en aumento imparable en las divergencias entre ricos y pobres a nivel mundial, van ganando los empresarios ricos por goleada.

Pero, ¿ No quedamos en que una sociedad más estable y sostenible es la más equilibrada y justa?

Contestación a casi cualquier pregunta: Es necesario un poder político mundial en favor de la ciudadanía en general no de unos pocos en particular. A la globalización económica solo puede enfrentarse la globalización política.

O sea: ¡Agrupémonos todos en la lucha sin fin! Que se alce la ciudadanía de una vez. Somos muchísimos más y nos lo debemos a nosotros y a nuestros hijos.

Read Full Post »

Intervención en Jornadas en el Aiún,

Bashir, Fundación Alter Forum

Agradecimientos a los organizadores

 

–         Fundación Instituto Internacional del Teatro del Mediterráneo

–         Facultad de Letras de Rabat

–         Asociación Alter Forum

 

Agradezco la posibilidad de estar hoy aquí en el Aiyun, donde en varias ocasiones he intentado venir, sin conseguirlo, en general por problemas con otros grupos políticos o cuestiones de oportunidad. Estoy aquí a título personal, no me envía ningún parlamento ni partido, pero soy parlamentaria española, médica pediatra y ciudadana y en todos los aspectos me interesa y mucho el problema saharaui, como ocurre en una gran parte de la ciudadanía española. Creo que los problemas hay que conocerlos lo más a fondo posible si queremos intentar ayudar, siempre sin quitar el protagonismo a los propios actores que son los habitantes de la zona.

Cuando leí que se hablaba de releer la historia, me preocupé. Me recordaba demasiado a la reescritura de la historia de Orwell y ese tema no es para nada atractivo. Pero ciertamente si se trata de reconciliar a las gentes que han vivido y viven un drama, de dialogar con las partes tratando de entender y quizá poder ayudar, si es importante.

En el caso de España y el mundo árabe tenemos una larga historia en común. Ocho siglos de convivencia bajo predominio musulmán en la península ibérica no es algo que pueda obviarse. Hemos compartido grandes conocimientos (agua, agricultura, medicina, poesía, literatura, filosofía, ciencias….) que dieron la oportunidad a toda Europa de reencontrarse con el conocimiento griego y descubrir toda la aportación árabe. Desde luego también hemos compartido guerras y grandes injusticias como fue la expulsión de judíos y moriscos que luego colonizaron el norte de África.

 

También poseemos un pasado colonial, cuyas consecuencias aún no están resueltas y al que hay que aproximarse desde un mayor conocimiento y sin la distorsión que medios de información y algunas asociaciones promocionan. Sin embargo en España este tema ha pasado en demasiadas ocasiones a tratarse como un tema de política interior y por eso yo he venido aquí a escuchar sobre todo, a tratar de entender y buscar posibilidades que puedan sumar a la solución.

 

Somos pueblos mediterráneos y atlánticos, ambos monarquías que han posibilitado o están posibilitando la transición a una democracia representativa. En ambos casos tratamos de reconciliarnos con nuestro pasado bien la Ley de Memoria histórica o con la Instancia de Equidad y Reconciliación, en ambas sociedades la mujer está alcanzando rápido protagonismo, y en ambas hay movimientos juveniles descontentos con su situación de formación, desempleo y  futuro incierto, que demandan mayor participación ciudadana, más calidad democrática. No tienen líderes y funcionan en red gracias a las nuevas tecnologías dela información. Mepregunto como escribirán esta historia tan compartida los historiadores actuales, donde las redes sociales, los blogs, los correos electrónicos forman parte de la documentación necesaria para entenderla.

La historia es un producto humano, la vivimos, la contamos y la usamos todo ello para bien o para mal como corresponde al libre albedrío. Creo que debería aportar un sentido de pertenencia, la autoestima suficiente para poder aportar al desarrollo humano, y la posibilidad de  ser feliz por lo tanto.

Intervención en el Ateneo de Madrid

Relaciones institucionales hispano-árabes ante la problemática de género

 

Equipo revista AlQafira y otros ponentes

La política española de Asuntos Exteriores se centra especialmente en la UE que cada vez más es en realidad un Asunto Interior, en el Mediterráneo y en Iberoamérica, por ese orden. Desde luego España es un país con intereses globales y multilaterales pero con esas tres regiones existen razones poderosas para la cooperación.

 

Como digo la UE es más bien un asunto interno, pero el Mediterráneo es fundamental para España fundamentalmente por la vecindad no solo entre España y Marruecos sino por la política de vecindad de la UE y por las políticas mediterráneas expresadas en el Proceso de Barcelona en el año 1995 y en la UpM desde hace pocos años, que han creado una tupida red de relaciones de la sociedad civil, de cooperación comercial, de seguridad y de cultura. Y sin embargo no llegan a ser lo que deberían dado el pasado de 8 siglos de España musulmana que representan un periodo de esplendor inolvidable y que constituyó un foco de cultura que irradió a toda Europa despertando el Renacimiento.

 

Poco reflejo queda de ese esplendoroso pasado común, envenenado luego por relaciones coloniales que por muy cordiales que quieran representarse siempre dejan rencores de dominantes y dominados, recelos de la explotación sufrida y malos entendidos. Quizá sea por eso que la sociedad civil española tiene una fuerte tendencia a sesgar las relaciones con Marruecos y otros países del Magreb, distorsionando las relaciones reales de ambas poblaciones y ayudadas por unos medios poco objetivos. Existe en la sociedad civil organizada un fuerte sentimiento de solidaridad con el pueblo saharaui representado por el Frente Polisario y por el pueblo palestino, que oscurecen la cooperación existente en la realidad entre los pueblos, interfiriendo a veces de forma negativa en los intereses de las partes que pretenden defender, por más que son inspirados por una genuina generosidad y deseo de ayudar a la justicia. Pero es hora de comprender que los pueblos eligen su propio destino y que ayudar no significa interferir. Las interferencias en Afganistán o en Irak nos deberían enseñar que la democracia no se impone, que la defensa de los derechos humanos es necesaria en el contexto de la gente que debe detentarlos por muy inalienables que sean. La doctrina de NNUU sobre responsabilidad de proteger vs. no injerencia no es fácil de interpretar y menos de aplicar, pero todos debemos esforzarnos en su desarrollo.

 

En cuanto a las políticas de Igualdad puede decirse que en los últimos años España ha dado un inmenso salto adelante, lo que se ha reflejado en Leyes como la Ley contra la Violencia de género o la Ley de Igualdad y otras. En el plano internacional el Plan español de aplicación de la Resolución de NNUU 25 está siendo aplicado y revisado y he tenido el orgullo de comprobarlo cada vez que he entrado en contacto con tropas españolas en misiones humanitarias.

 

Personalmente he trabajado con las mujeres afganas de Rawa, con múltiples asociaciones de mujeres palestinas y judías, con asociaciones de mujeres y de derechos humanos marroquíes, jordanas o sirias, con sindicatos, partidos políticos, etc. Los temas de género han servido en muchas ocasiones de nexo de unión para la colaboración entre países, como fue la posibilidad de encontrarme con Meshal, el líder de Hamas junto con la Plataforma de mujeres artistas contra la violencia de género, o las visitas a Túnez, las relaciones con diputados argelinos, etc. Debo decir que los problemas de las mujeres mediterráneas no difieren de los de otras mujeres como es lógico, la igualdad es un tema pendiente en todas las latitudes con más o menos avances y matices. Podemos sentirnos hermanas sin la menor duda y por lo demás los nexos de culturas se hacen patentes en cuanto empieza el conocimiento mutuo.

 

En la actualidad, en un mundo interconectado con liderazgos cada vez menos jerárquicos y más en red, puede hablarse de una feminización de la sociedad que representa una oportunidad para la igualdad y el desarrollo humano sin precedentes. A ello están ayudando los enormes avances de las comunicaciones, la TV Al Jazeera, las redes sociales y en general la Red. Podemos verlo en las revueltas de las primaveras árabes, pero también en las de los jóvenes españoles y europeos. Representan una oportunidad de esperanza en un mundo rápidamente cambiante y cuyo mayor peligro consiste en el miedo que genera la inestabilidad y la inseguridad en el futuro. Solo la conciencia de que el diálogo, la cooperación y el conocimiento mutuo nos permitirán cooperar para hacer un mundo mejor nos obliga a trabajar sin descanso para aprovechar las grandes oportunidades que este panorama ofrece.

 

Read Full Post »

La FOE publica un estudio realizado por un organismo propio en el que se concluye que la genética es determinante para la inteligencia y el rendimiento escolar de un niño. No merece la pena gastar más en educación porque los resultados están limitados por ese hecho. Admiten que en entorno puede hacer algo positivo, pero no lo consideran importante.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/CEOE/ve/genes/clave/exito/escolar/elpepisoc/20110622elpepisoc_4/Tes

 

En Leganés un centro llamado Julio Verne donde se recogen niños rebotados de otros colegios que han fracasado en su educación (me niego a llamar fracasado un niño), han alcanzado la meta que se fijó en la UE para dentro de 10 años. El fracaso escolar (que horribles palabras!) baja del 15%, de hecho está en el 14. Todos los alumnos que han presentado a la Selectividad han aprobado. Si se pregunta si tienen más medios, dicen que hacer bien tu trabajo te hace mucho más feliz. ¿Viva!

http://www.dedirectores.com/component/content/article/35-noticias/654-el-instituto-qjulio-verneq-de-leganes-reduce-a-la-mitad-el-fracaso-escolar-en-cuatro-anos.html

 Los seres humanos somos todos preciosos, tontos y listos o sea lo que la convención social llama tontos y listos. Todos tienen algo que aportar, todos nos enseñan algo, cada vida es diferente. Eso es defender la vida y mira tu por donde coincide con lo que se considera Justicia Social, un concepto progresista o más bien El concepto que distingue a la ideología progresista

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: